ipad…mas

Publicado: enero 29, 2010 de kbrionex en BULLSHITS


Steve Jobs descendió de su montaña con un iPad en la mano, a lo que ahora no podemos evitar preguntarnos: ¿para qué diablos necesitamos “lo último” de Apple? Después de todo, hemos estado escuchando rumores y especulación sobre esta pieza de hardware durante los últimos cinco años. Así que veamos qué es lo que nos ofrece este nuevo producto.

* Las dimensiones: 24,3cm x 19cm y con apenas 1,27cm de espesor -un pelín más obesa que el iPhone 3GS- el iPad es una carga de 680 gramos (ó 726 con 3G), o un iPhone mutante.

* La pantalla: un panel multitáctil de 9,7 pulgadas (en diagonal) representan el quid del asunto, con una resolución de unos meros 1024 x 768 pixeles. Del mismo modo que el iPhone pues, el software se adaptará tanto a la disposición “en retrato” como “paisaje” (el modo secundario, ideal para películas y texto).

* El hardware: en sus entrañas, un chip ARM A4 de 1GHz desarrollado por Apple reina lo que de otras maneras es un repertorio conformado por 16GB, 32GB ó 64GB de memoria flash para almacenamiento, un módulo 802.11 n Wi-Fi -el módulo 3G es opcional, al igual que el A-GPS en las variantes aún más costosas-, conectividad Bluetooth 2.1 + EDR, puerto de iPod (30 pines), un altavoz y micrófono, acelerómetro y brújula. Sin HDMI, DVI o siquiera Mini DisplayPort, la salida de video se realiza mediante un adaptador composite similar al iPhone en resoluciones de hasta 576p o mediante un accesorio/adaptador VGA en resoluciones de hasta 1024×768. Por último, y -desafortunadamente- no menos importante, no hay cámara frontal, dorsal, lateral, ú orbitante al iPad. De hecho, no hay cámara alguna.

* La batería: Apple dice “diez horas de uso continuo“, un mes en standby. Nosotros, bueno, cuatro películas y un paseo de algunas horas por Internet? Videre est credere.

* La connectividad: Wi-Fi es el escape básico, mientras que otros modelos contarán también con 3G. Este último promedia los $15/250MB en AT&T, o $30 por un plan de tasa de datos ilimitada y acceso a los hotspots de AT&T en Norteamérica. Lo mejor de todo quizá, es que a diferencia de su liliputiense hermano, es un servicio prepago que no requiere de contrato y puede ser (des)activado desde el mismo iPad en cualquier momento.

* Los Accesorios: a esta altura, Apple ofrece tres accesorios principales: una funda símil-libro ($40), un dock regular … y un dock para teclado (?) por $70.

El iPad llega destrabado/desligado de cualquier proveedor de datos … pero, como con aquello Apple, existe un truco: solamente funciona con chips Micro SIM. Y qué diablos NO es el Micro SIM? Bueno, NO es el mismo chip que ponemos en nuestro iPhone, eso es seguro. Incluso si por arte de magia, una compañía rival nos regalase un Micro SIM, muy probablemente no podríamos utilizarlo en el iPad, en particular debido a sus excéntricas preferencias en materia de redes 3G.

* El software: el sistema operativo del iPad se basa en los cimientos del iPhone OS -a su vez basado en el OS X- o, en cristiano, no sólo se ve como un iPhone mutante, sino que también se siente como uno. Con esto, continuamos arrastrando nuestras inquietudes: la interfaz no es multitarea, a lo que únicamente se puede ejecutar una única aplicación por vez, y no existen “ventanas” en su concepto tradicional. Nuevo sin embargo, existe un nuevo kit de herramientas estándar para la interfaz de usuario que incluyen, entre otras cosas, un menú desplegable alojado en la esquina superior izquierda de la mayoría de las aplicaciones.

Del mismo modo, un dock -al mejor estilo OS X- se sitúa en la pantalla de inicio y la entrada llega en formato de teclado-en-pantalla, idéntico al del iPhone pero, nuevamente, en “tamaño familiar” cual teclado de un laptop. De todas formas, la navegación por el resto del sistema ha sido optimizada para recorrerse con una sola mano.

* Sin soporte para el plugin Flash de Adobe, el navegador por defecto no es otro que una versión levemente alterada de Safari Mobile, ahora con una barra de dimensiones algo más generosas con nuestros dígitos y disposición acorde a las instrucciones del acelerómetro.

El resto del combo incluye un cliente de Mail -similar pero algo más decorado que en el iPhone- un reproductor con la interfaz de iPod y características propias de iTunes -y sin Cover Flow-; los Maps son una adaptación de la versión para iPhone, con todo y Street View, y finalmente, clones de viejos conocidos como iPhoto, YouTube (en forma de app) con soporte HD y un -muy limitado- soporte de codecs como en … el iPhone.

No debería sorprendernos pues, que esta cosa sea capaz de correr todas y cada una de las apps del iPhone, directo del App Store, y sin intermediarios o aderezos extra. No obstante, las mismas se ejecutan justo en el centro de la pantalla, o en un modo “pixel double” encargado de duplicar (escalar) la resolución de las mismas con la misma sutileza que un toro furioso en una cristalería. Todas y cada una de las aplicaciones de nuestro iPhone pueden ser sincronizadas y transferidas al iPad de forma gratuita.

* Y lo nuevo: el kit de desarrollo de aplicaciones para el iPhone se ha expandido para incluir compatibilidad con las nuevas prestaciones del iPad, así también como exclusividad para las aplicaciones que requieran, bueno, de un iPad. En esta última categoría saltan los “juegos hardcore”, con Apple presumiendo desde Need for Speed hasta el shooter N.O.V.A.

Y si el iPad se ve como un lector de eBooks es porque bueno, (también) es un lector de eBooks. Apple ha abierto además las puertas de su tienda de libros online al mejor estilo iTunes, elocuentemente bautizada como iBooks y ofreciendo un vasto repertorio de material en formato ePub. Sin embargo, Apple se ha desligado de las ventas de periódicos y revistas en su tienda, en su lugar relegando la tarea a aplicaciones dedicadas.

Curiosamente además, parecería ser que Apple no bromeaba con su “enfoque creativo”, ya que ha rediseñado la suite iWork con el tablet en mente. Existe así una nueva versión de Keynote junto con Numbers y Pages, los respectivos editores de hojas de cálculo y texto. Cada una con precios individuales de $10, ú otros $30 por la suite completa.

Como accesorio a nuestra batería de gadgets, el iPad parecería contar con una suerte de espacio reservado para ser compartido al conectarse con un PC o Mac, montando dicho espacio/partición como una carpeta de documentos compartida.

* Adaptadores, cientos de adaptadores: el iPad tiene un único puerto, y medio centenar de accesorios – Desde adaptadores a VGA ($30), USB (que aparentemente sólo sirve para importar imágenes desde nuestra cámara), un USB a SD ($30), un adaptador USB para transformador de corriente ó USB (para cargar desde el ordenador); todo parecería pasar por “otro accesorio” que necesita de ese puerto en particular.

* Los Precios y fechas: la versión Wi-Fi del iPad llega al mundo en 60 días; mientras que la versión 3G esperará otros 30 después de eso. En su modo estándar (non-3G) podemos esperar pagar:

* $499: 16GB
* $599: 32GB
* $699: 64GB

… y con 3G:

* $629: 16GB
* $729: 32GB
* $829: 64GB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s